ACEBUCHES

El acebuche canario, Olea cerasiformis, es uno de los componentes característicos de los bosques termófilos, donde llega a formar agrupaciones en las que es la especie dominante, los acebuchales. También es bastante común en bosquetes de sabinas, almácigos, dragos o palmeras, sobre todo en las caras norte y este de las islas. Especie endémica de Canarias, crece en todas las islas del archipiélago, siendo en Gran Canaria donde más abunda, mientras que es muy escasa en Lanzarote, Fuerteventura y El Hierro. Crece habitualmente en riscos y barrancos con cierta humedad situados entre los 100 y 600 metros de altitud.

Este árbol perennifolio puede alcanzar 12 metros de altura, aunque normalmente suele medir 4-6 m. Tiene un follaje relativamente denso que puede recubrirlo por completo y darle un aspecto globoso. El tronco alcanza los 60 centímetros de diámetro y la corteza, muy agrietada en los ejemplares viejos, es de color gris oscuro. A veces se puede confundir con el olivo común. Sin embargo, el acebuche tiene hojas y frutos más pequeños, un follaje más denso y una copa más amplia y baja.

Fuente: Arbolapp canarias (Olea cerasiformis)

Selecciona el árbol singular para ir a su ficha:

San Bartolomé de Tirajana

  • w-facebook
  • Twitter Clean