ACEBUCHES

Olea europea ssp guanchica

El acebuche u olivillo es una subespecie endémica canaria que pertenece a la familia de las oleáceas, pariente silvestre del olivo, sin embargo, de esta especie no se aprovechan los frutos. Se ha utilizado la madera, muy apreciada desde la época prehispánica tanto como combustible como para fabricar herramientas de labranza o incluso armas. Los aborígenes canarios conseguían armas resistentes que endurecían pasándolas por fuego. El famoso palo de la tradicional lucha del garrote se obtenía muchas veces de este árbol, como recoge el refrán: contra el acebuche, no hay palo que luche.

Se trata de un arbusto que suele medir entre 5 y 6 m de altura pero que es capaz de alcanzar 12 m, por lo que también se le considera árbol pequeño. El tronco está cubierto por una corteza gris, más o menos lisa. La copa es en forma de globo, tupida y del color verde que le dan las hojas, verde brillantes por la cara superior y blanca escamosas por la inferior, hojas simples en forma de lanza, duras y de unos 8 cm de largo. En lo que a flores se refiere, el acebuche es hermafrodita por lo general, las flores son muy abundantes, de color blanco-amarillento, pequeñas y agrupadas en racimos. El fruto es carnoso y con forma de elipse, parecido a la aceituna, de aproximadamente 1 cm de tamaño, verde que se torna negro al madurar.

Selecciona el árbol singular para ir a su ficha:

Santa Brígida

  • w-facebook
  • Twitter Clean