CASTAÑO

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur...

"Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua. Ut enim ad minim veniam, quis nostrud exercitation ullamco laboris nisi ut aliquip ex ea commodo consequat. Duis aute irure dolor in reprehenderit in voluptate velit esse cillum dolore eu fugiat nulla pariatur. Excepteur sint occaecat cupidatat non proident, sunt in culpa qui officia deserunt mollit anim id est laborum."

Nombre local:

Castaño de Indias de Cueva Corcho

Nombre científico:

Castanea sativa

Localización:

Cerca de Cueva Corcho

Municipio:

VALLESECO

Espacio protegido:

PP de las Cumbres

Propiedad:

Privado

Visitable:

Si

Acceso:

Dificil

Características morfológicas:

Diámetro base: 1,11 m

Diámetro 1,30: 0,92 m

Perímetro 1,30: 2,88 m

Altura: 16,0 m

Diámetro copa: 22,0 m

Edad estimada: > 100 años

La singularidad de este árbol reside tanto en su porte como en su rareza, ya que en la isla no se conocen otros ejemplares de la misma especie. Cerca del Cortijo de Crespo en las inmediaciones de una barranquera encontramos infraestructuras hidráulicas asociadas a la acequia de Crespo. En este lugar hallamos un castaño de indias o falso castaño (Aesculus hippocastanum), que alcanza una altura de 16 metros y un perímetro basal de más de 3 metros. D. Ramón Mayor, pastor de Valleseco, comenta sobre el aspecto de este castaño que da tanta sombra que llega a oscurecer toda la zona que abarca. Según él, este árbol produce unas castañas amargas con las cuales solía engañar a su cuñado a modo de broma, resultando que la amargura de estas castañas es tal que puede llegar a provocar el vómito. De hecho, la zona es conocida con el topónimo de Castaño Amargo. D. Ramón, además, cuenta que una vez se encontró con una señora que buscaba estas castañas para uso medicinal ya que, según ella, benefician las úlceras y los problemas relacionados con la circulación.

Castaño de Indias de Cueva Crespo Valleseco

AS_163

 
 
 

Nombre local:

Castaño de Fontanales

Nombre científico:

Castanea sativa

Localización:

Próximo a Fontanales

Municipio:

MOYA

Espacio protegido:

PP de las Cumbres

Propiedad:

Privado

Visitable:

No

Acceso:

Regular

Características morfológicas:

Diámetro base: 1,37 m

Diámetro 1,30: 1,24 m

Perímetro 1,30: 3,90 m

Altura: 12,0 m

Diámetro copa: 25,0 m

Edad estimada: > 150 años

En terrenos privados de la Heredad de Aguas de Moya, cerca del pueblo cumbrero de Fontanales, se encuentra, entre una variada vegetación arbórea, una plantación de castaños. Entre ellos destaca un hermoso ejemplar de 1,37 metros de diámetro de tronco que se abre en varios ramales muy bien formados, sosteniendo sus más de 25 metros de copa aparasolada. Resulta raro encontrar ejemplares de castañero que, por aprovechamientos, no hayan visto alguna vez amputadas sus ramas, siendo éste el caso, pues su conservada bóveda, a modo de techumbre, ha venido sirviendo de cobijo como majada para el ganado ovino y descanso de pastores.

Castañero de la majada de Fontanales Moya

AS_029

Nombre local:

Castaño de Fontanales

Nombre científico:

Castanea sativa

Localización:

Las Lagunetas

Municipio:

VEGA DE SAN MATEO

Espacio protegido:

No

Propiedad:

Privado

Visitable:

Si

Acceso:

Regular

Características morfológicas:

Diámetro base: 3,07 m

Diámetro 1,30: 2,80 m

Perímetro 1,30: 8,80 m

Altura: 11,0 m

Diámetro copa: 20,0 m

Edad estimada: > 300 años

Aunque se cuenta que en Las Lagunetas hubo un castañero hasta 1975 aún mayor, la Castañera Grande, como se la conoce, es uno de los árboles más viejos de Gran Canaria, con más de 300 años. Vegeta paciente con sus más de 3 metros de diámetro de ahuecado tronco en una antigua finca agrícola abandonada, siendo necesario acceder por sinuosos caminos rurales para verlo. Los lugareños de mayor edad cuentan infinidad de vividas historias, usos y aprovechamientos que guardan en su memoria. Sirvió como proveedor de leña para hacer carbón para cocinar, lugar para tostar el millo, improvisado palomar y hasta cobijo como chiquero. Dña. María Dolores Ravelo recuerda jugar al escondite en el tronco de la castañera hasta que los vecinos la llenaron de piedras por miedo a que alguien la quemara. El último ocupante de la finca fue D. Antonio Quintana Martín, conocido como Martín “el de los castañeros”, que tuvo ocho hijos. Su hija mayor, Dña. Antonia Quintana, recuerda que las castañas de este árbol eran grandes y dulces, y que se utilizaban para hacer morcillas. Las cenizas que salían de la madera quemada se recogían para ponerlas como cicatrizante en el ombligo de los niños recién nacidos.

Castañera Grande de Las Lagunetas Vega de San Mateo

AS_030

1/1
  • w-facebook
  • Twitter Clean