ACEBUCHES

Olea europea ssp guanchica

El acebuche u olivillo es una subespecie endémica canaria que pertenece a la familia de las oleáceas, pariente silvestre del olivo, sin embargo, de esta especie no se aprovechan los frutos. Se ha utilizado la madera, muy apreciada desde la época prehispánica tanto como combustible como para fabricar herramientas de labranza o incluso armas. Los aborígenes canarios conseguían armas resistentes que endurecían pasándolas por fuego. El famoso palo de la tradicional lucha del garrote se obtenía muchas veces de este árbol, como recoge el refrán: contra el acebuche, no hay palo que luche.

Se trata de un arbusto que suele medir entre 5 y 6 m de altura pero que es capaz de alcanzar 12 m, por lo que también se le considera árbol pequeño. El tronco está cubierto por una corteza gris, más o menos lisa. La copa es en forma de globo, tupida y del color verde que le dan las hojas, verde brillantes por la cara superior y blanca escamosas por la inferior, hojas simples en forma de lanza, duras y de unos 8 cm de largo. En lo que a flores se refiere, el acebuche es hermafrodita por lo general, las flores son muy abundantes, de color blanco-amarillento, pequeñas y agrupadas en racimos. El fruto es carnoso y con forma de elipse, parecido a la aceituna, de aproximadamente 1 cm de tamaño, verde que se torna negro al madurar.

Nombre local:

Acebuche de Llano Parra

Nombre científico:

Olea europea ssp guanchica

Localización:

Llano Parra

Municipio:

SANTA MARÍA DE GUÍA

Espacio protegido:

No

Propiedad:

Privada

Visitable:

No

Acceso:

Fácil

Características morfológicas:

Diámetro base: 2,14 m

Diámetro 1,30: 2,13 m
Perímetro 1,30: 6,7
 m

Altura: 11 m

Diámetro copa: 20 m

Edad estimada: > 400 

Junto a la entrada del camino vecinal que da acceso a Llanos de Parra desde la carretera de Albercón de La Virgen al Cenobio de Valerón (GC-291), pasada la casa de finales del siglo XVIII,rotulada y conocida popularmente como "Villa Melpómene", donde vivió el compositor y organista francés Camille Saint-Saëns entre 1889 y 1909, nos encontramos el Acebuche de Llanos de Parra, con más de 400 años y 14 metros de altura. Aún guarda en su memoria las melodías de las composiciones del afamado músico, así como recuerdos de su juventud en medio de un acebuchal natural, que daría paso al paisaje agrícola que aún se percibe, primero con cultivos de vid desde el S. XVI y luego, a finales del XIX, con el monocultivo de plataneras. Desde hace más de un siglo su entorno circundante fue conformándose como jardín de una vivienda particular, donde tuvo en su cercanía la compañía de un drago monumental que se perdería hacia el año 2003. A pesar de su edad, muestra una vigorosa y amplia copa visible desde el exterior de la propiedad. Los sacerdotes de la Iglesia del Pino de la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria tienen como tradición acercarse a la zona para coger ramas del ejemplar, que se usan en la celebración del Domingo de Ramos.

No visitable

1/4

Acebuche de Llano Parra Santa Mª de Guía

Acebuche de Llano Parra.png
 
  • w-facebook
  • Twitter Clean