EUCALIPTO

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur...

"Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua. Ut enim ad minim veniam, quis nostrud exercitation ullamco laboris nisi ut aliquip ex ea commodo consequat. Duis aute irure dolor in reprehenderit in voluptate velit esse cillum dolore eu fugiat nulla pariatur. Excepteur sint occaecat cupidatat non proident, sunt in culpa qui officia deserunt mollit anim id est laborum."

 

Nombre local:

Eucaliptos del Jardín de Corvo

Nombre científico:

Eucaliptus globulus

Localización:

Finca de Corvo

Municipio:

MOYA

Espacio protegido:

No

Propiedad:

Privado

Visitable:

No

Acceso:

Fácil

Características morfológicas:

Diámetro base: 2,6 m

Diámetro 1,30:  2,13 m
Prímetro 1,30: 6,7

Altura: 32 m

Diámetro copa:  27 m

Edad estimada: > 150 años

Sebastián González Corvo y de Quintana, conocido como Chano Corvo (1850-1925), sonó con recrear, en las tierras que su familia poseía desde 1812, un jardín inspirado en los botánicos que había visitado, como homenaje a su difunta amada María del Pino de Quesada y Déniz, fallecida en 1878. En esa época el monte de Doramas, antigua mítica selva de lauráceas, había sucumbido al hacha y el paisaje de Gran Canaria, sin bosquen ni casi árboles, se asemejaba a un desolado erial. Entre la vía que une Moya y Fontanales, en la diez fanegadas que rodea una casa de labranza, planta diversas especies de árboles, algunos traídos de fuera, entre ellos eucaliptos, que sepamos los primeros que se plantan en la isla. Su ilustre coetáneo, Francisco González Díaz, periodista conocido como "El Apóstol del árbol", promotor de la primera Fiesta del Árbol en 1902, le aconseja plantarlos, por su rápido crecimiento y adaptación a la sequía. Hoy, un grupo de unos 30 eucaliptos centenarios destacan por ser los más altos de la isla, con unos 50 metros. Algo alejado del grupo principal se localiza el Nogalito Grande, mástil de verde espesura con más de 8 metros de perímetro de base, que se yergue a modo de faro sobre los muros de la hermosa hacienda. El Jardín de Corvo, antiguo atractivo turístico es hoy residencia privada, mantiéndose fiel a sus botánicos origenes, guardando un histórico patrimonio arquitectónico, como la noble casona y la ermita, y un singular jardín donde los viejos eucaliptos siguen exhalando sus salutíferas frangacias al viento.

Eucaliptos del Jardín de Corvo Moya

1/4

NO VISITABLE

Eucaliptos_del_Jardín_de_Corvo.png
  • w-facebook
  • Twitter Clean