PALMERAS

Phoenix canariensis

Phoenix canariensis, la palmera canaria o palma canaria, es una especie de palmera endémica de las Islas Canarias. Debido a su belleza, facilidad de adaptación y resistencia al frío es una de las palmeras que más se usa en jardinería. Es una especie protegida en las islas de origen. La palmera canaria se considera, según una ley del Gobierno de Canarias, el símbolo natural del Archipiélago Canario, conjuntamente con el canario.

Fuente.

Nombre local:

Palmeral de Hoya de Las Palmas

Nombre científico:

Phoenix canariensis

Localización:

Acusa Verde 

Municipio:

ARTENARA

Espacio protegido:

Parque Rural del Nublo

Propiedad:

Privado

Visitable:

No

Acceso:

Normal

Características morfológicas:

Diámetro base: 0,7 m

Diámetro 1,30: 0,7 m

Perímetro 1,30: 2,2 m

Altura: 15 m

Diámetro copa: 7 m

Edad estimada: > 100 m

Bajo los riscos de la mesa de Acusa, en el municipio de Artenara, está la Hoya de La Palma, sobre 655 msnm, topónimo que hace alusión a este coqueto y singular conjunto de palmeras canarias. Los antiguos canarios dejaron constancia de su estancia y vida en todos estos escenarios. Conjuntos de cuevas habitacionales, fúnebres y silos para guardar las cosechas de cereales obtenidas en la vega de Acusa. En excavaciones arqueológicas recientes se han encontrado támaras y hojas de palmeras, junto con otros valiosos elementos que están en proceso de investigación. Los habitantes de las dos Acusas, Verde y Seca, han utilizado la palmera como recurso para la obtención de enseres y útiles para su uso cotidiano, como las escobas, sombreros, empleitas y esteras para cubrir los suelos de tierra batida en el interior de las casas. También para la agricultura como cestas, cerones y de sus troncos colmenas para darle cobijo a las abejas negras y obtener finas mieles. El palmeral está compuesto por un grupo compacto de unas 100 palmas de toda clase de alturas y que poco a poco se va “estirando” barranco abajo hasta confluir con el barranco del Silo y desembocar en la presa del Parralillo. No destaca por tener palmeras altas, no pasando ninguna de los 15 m,debido probablemente al manejo y aprovechamiento que desde siempre ha tenido por la población local. Goza de buena salud y ha sido objeto de varios estudios científicos por su pureza genética, ya que no existe ningún ejemplar de Phoenix dactylifera o híbridas entre ellas. Debido a su aislamiento y situación geográfica, se ha mantenido puro, siendo declarado en el Catálogo Nacional de Materiales de Base de especies forestales como fuente semillera.

Palmeral de Hoya de Las Palmas Artenara

1/5

NO VISITABLE

Palmera del Valle de San Roque.png
 
  • w-facebook
  • Twitter Clean